Nacrisero's Blog

Archive for mayo 2010

EL HIPERMEDIA NARRATIVO

El texto hipermedia se ubica como una herramienta de conocimiento, que lleva consigo elementos estéticos, no lineales  e interactivos. Es otra manera de narrar y leer.

Esta forma de literatura, se sitúa mas allá del libro común, donde el autor plantea su idea, la desarrolla y al terminar de acuerdo a su intencionalidad le otorga un final. Este modelo de interactividad digital: el hipermedia narrativo, permite que el lector, haga parte de la historia tanto en su forma como en contenido, ya no se trata de seguir la secuencia numérica de las hojas, sino de decidir qué queremos conocer primero. La novela clásica se enfrenta a sus propias limitaciones, no porque se disipe su calidad, pues los clásicos literarios nunca perderán vigencia, sino porque ahora compiten con una serie de ayudas tecnológicas que para  muchos resultan más gratificantes al momento de leer.

Estas novedosas posibilidades narrativas ofrecidas por el hipertexto, mejoran la comunicación e incitan al aprovechamiento de nuevos soportes de expresión. El hipertexto puede entenderse como una forma de  textualidad digital en la que a través de vínculos electrónicos se unen fragmentos de textos, que pueden adoptar la forma de palabras, imágenes, sonidos,  etc. La lectura hipertextual no es lineal, ni está condicionada, es una multiplicidad de vínculos y recursos, donde el lector de turno es quien decide, los texto se enlazan constantemente con otros, las historias se mezclan entre sí para dar la forma deseada.

Es de resaltar el hecho, de que lector, puede convertirse en coautor de la obra, en la medida en que tenga la posibilidad de crear sus propios enlaces, dándole un toque personal a la historia. El modelo hipermedia narrativo, se define con base en tres componentes: la lectura no lineal del discurso, utilizan diferentes formatos de la comunicación, como animaciones, y requiere de la interactividad del usuario para ejecutar el sistema a través  de sus acciones. Dicho esto, la figura de estos tres elementos, da  lugar al termino literatura hipermedia.

La narración digital, se ve claramente explicada y sustentada con tres grandes obras que representan cabalmente  el hipermedia narrativo: 253 Or tube teatre, Un paseo alusinante –sunshine 69, Gabriela infinita: volviendo al comienzo.

La elaboración del hipermedia narrativo, es un trabajo en equipo, donde otros profesionales como el programador, el dibujante, diseñador y el técnico audiovisual, unen sus potencialidades para crear el producto final. El lector de hipermedias, debe estar dispuesto a utilizar las nuevas tecnologías, éste es un acto creativo, que cambia por completo las visiones del proceso de lectura, ésta deja de concebirse como un acto pasivo.

Este proceso de cambiar los libros por computadores, no resulta nada fácil, pues hacerlo es arriesgarse y la mayoría le teme a equivocarse. La interactividad, propone un nuevo modelo comunicativo, donde la flexibilidad y la velocidad de distribución instauran un nuevo orden literario.

Hablar de una nueva estética digital, es posible, ya que la narrativa hipermedia así lo constituye, no solo se trata de escribir un texto para la web, sino que además debe contener factores estéticos, que hagan mas dinámica la lectura y atraigan  lectores potenciales. De igual manera, también podemos  afirmar que  existe un nuevo orden visual, la lectura ya no es lineal, sino que podeos dar nuestro propio orden a la obra, los elementos gráficos presentes, no siempre van en concordancia con el texto, se convierten en entradas a otras historias, es otra manera de contar.

IMAGEN NUMERICA Y CREACIONES ELECTRÓNICAS



Imaginemos un mundo donde todo es posible, cualquier sueño es fácilmente realizable y tridimensionalmente podemos acceder a todo. Las imágenes numéricas y creaciones electrónicas,  hacen viable esta opción.

Este tipo de imagen, puede surgir a partir de otras ya existentes, con características diferentes a alas de una imagen óptica. En primer lugar, aclaremos que una imagen óptica, es por ejemplo: una foto o una pintura, que solo nos muestra una visión plana y quieta, las imágenes numéricas, por el contrario, son insertadas a través de códigos digitales, en lenguaje informático  al computador, para así configurar un mundo de proyecciones electrónicas.

La interactividad que ofrecen estas imágenes a quien las crea o las observa, rompe la relación habitual entre imagen, objeto y sujeto, dado que permiten aguzar los sentidos, pues nos brinda perceptivamente las dimensiones con que estamos acostumbrados a vivir: color, forma y textura. Estas descripciones, son  incorporadas  en algoritmos lógico-matemáticos, permitiendo así, la manipulación del objeto como algo “real”, con movimientos y desplazamientos  propios, lo que no podríamos lograr con una imagen óptica.

Todo, absolutamente todo lo que observamos en la pantalla del computador, es hecho a través de números, ceros y unos, que remplazan  la luz, la materia y la energía.  Es importante precisar que  las creaciones electrónicas no pretenden hacer una representación de la realidad, sino la simulación total de un evento, es decir, otra realidad, otro mundo donde todo es teóricamente posible.

La interactividad entre los objetos numéricos, se ubica en medio de la relación usuario- conocimiento, cada objeto numérico reacciona perceptivamente en relaciona otros, además puede instruir  rápidamente al observador, sobre su posición, velocidad, color  y demás cualidades  que redefinen su condición. Por todo esto, se les atribuye comportamientos definidos por  funciones o memorias.

¿Hay un nuevo tipo de relación entre  el autor, la obra y los receptores?  La interacción imagen, objeto y sujeto, innegablemente, instaura un nuevo orden en la relación del autor con su obra, ya que le permite dar un poco más de sí mismo, es decir, su personalidad puede verse representada en su trabajo, según sea el estilo. Decidir qué colores usar, qué comportamientos asumir, hacia donde ir, qué hacer primero y qué después, son factores que definen el temperamento tanto del autor, como del usuario-observador. Esa relación que se entrelaza en un espacio indeterminado, en un tiempo sin tiempo, permite la inmersión del autor, y el desciframiento de los receptores hacia la obra. Ya no se trata de observar inertemente, sino de conocer, percibir, imaginar y aportar al  enriquecimiento de ésta.

Gracias a las imágenes numéricas, aparecen nuevos puentes comunicativos, como los propuestos por  Maurice Benayoun en su trabajo; El túnel bajo el atlántico, platea otra forma de comunicación y aprehensión de conocimientos, a través de medios virtuales. Ahora, la comunicación no es solo cuestión de individuos, sino que también es posible entre individuo y máquina.


mayo 2010
L M X J V S D
« Mar    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

mis escritos

Páginas